Elecciones 2021: una mirada para entender las primeras encuestas antes de la segunda vuelta
28 Abr 2021 - 2:30pm

Las primeras encuestas antes de la segunda vuelta de las Elecciones 2021 muestran un escenario inusual, en el que Pedro Castillo saca una ventaja considerable sobre Keiko Fujimori. ¿Qué debemos tener en cuenta de estos primeros sondeos? Especialistas explican el fenómeno.

Cuatro encuestas se han publicado después de la primera vuelta del pasado 11 de abril y en la previa de la segunda vuelta de las Elecciones 2021. Mientras que IPSOS (18 de abril) le da una ventaja de 11 puntos a Pedro Castillo sobre Keiko Fujimori (42% vs. 31%), CPI (25 de abril) pone al candidato de Perú Libre 12.4% por encima de la candidata de Fuerza Popular. En tanto, según Datum y el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), Castillo le saca una ventaja a Fujimori de 15 y 20 puntos, respectivamente.

La elevada preferencia electoral a favor de Pedro Castillo sobre Keiko Fujimori rompe así una tendencia que se mantuvo en las últimas tres elecciones, de acuerdo con especialistas: en las pasadas segundas vueltas presidenciales los sondeos realizados ofrecieron escenarios mucho más apretados entre los dos candidatos que disputaban su llegada a Palacio de Gobierno.

Pero existe un detalle particular en estas Elecciones 2021, apunta el investigador del Centro Wiñaq Franco Olcese: en las elecciones de 2006, 2011 y 2016 las encuestas de segunda vuelta comenzaron mucho después de realizada la primera vuelta.

Normalmente las primeras encuestas se realizan en mayo, alrededor de un mes después de la primera vuelta, mientras que este año empezaron una semana después del 11 de abril. Más allá de esto, las diferencias entre candidaturas en el Perú siempre fueron menores que la que vemos hoy en segunda vuelta", comenta Olcese.

Señales concretas y factores externos

Si bien las encuestas representan una fotografía del momento y no suelen ser determinantes, sobre todo en el Perú, analistas políticos como Arturo Maldonado consideran que sí se pueden extraer algunas conclusiones que, si bien no son definitivas, indican tendencias, como la sólida intención de voto con la que cuenta Pedro Castillo y el voto indeciso del cual podría beneficiarse Keiko Fujimori. Esto, sin embargo, debería confirmarse en próximos sondeos.

El voto blanco y viciado también es alto con respecto a comicios pasados, agrega Maldonado. "Esa es una tendencia que ya estamos viviendo inclusive desde la primera vuelta, y estamos otra vez ante un panorama de mucha gente que todavía está en una disyuntiva de saber por quién votar". Este porcentaje, dice Maldonado, podría bajar conforme nos acercamos a la segunda vuelta.

"Las encuestas no son definitivas", sostiene Luis Egúsquiza, de IDEA Internacional. "En un escenario como el peruano, donde los vínculos de los candidatos con los electores no son tan sólidos, otros factores entran a tallar en las preferencias electorales", agrega.

Es así que, en el Perú, cualquier cambio, gesto, denuncia o respuesta frente a algún tema puede modificar las preferencias, "a veces de manera rápida e inesperada", asegura Egúsquiza. 

Son herramientas importantes, pero las encuestas están lejos de ser definitivas. El elector tendrá la palabra final en la segunda vuelta de las Elecciones 2021, en junio próximo.